Víctor Galea Zurita
Poemas de Amor
Erótica
Poemas a la Poesía
Crítica Social
Poemas Urbanos
Poemas Humanos
Poemas a la Naturaleza
De Vida y Muerte
Aforismos I
Aforismos II
Aforismos III
Poesía en Movimiento
Poemas a la Naturaleza
 


ALBORADA

Una gota sobre millones de símiles

la brisa galopa,
un pañuelo solloza.

una ventana abierta
una luz
que encandila

el horizonte.



MARINA

¡Cuánto sabe el mar de las arenas!

No basta con la secular convivencia
las sombras escapando del horizonte

¿Por qué canalizar el litoral?

Hay que rasguñar la roca
hasta descubrir las entrañas de la tierra.



EL CUADRO DE UN PINTOR DE VERSOS

La roca se desviste de nieve
la primavera chismorrea con el bosque
gota a gota el elemento se escurre moldeando la piedra
la cascadilla intermitente horada un orificio perfecto
sobre el hielo que ha descansado el invierno.

La llovizna cae indiferente
dueña de los colores del prisma,
el sol alucinado la transforma en transparencia
es mago delicioso, la roca pierde su manto
ahora es fuerza pétrea, tamboril de renaceres
es violín de Vivaldi en primavera.

La cadencia me conquista
me pongo de pié y lanzo la tela lejos.

En mis manos un cuadro de versos.

Sobre la roca, despedazado el invierno.



LA PIEDRA CAE POR LA PENDIENTE

La piedra cae por la pendiente
la maleza envestida en su caída sin reparos
un zorzal se sobresalta, crea nuevos vuelos
el arroyo modifica su curso por un instante
el polvo se levanta en torbellinos
el charco mira a través de la escarcha rota
la piedra separa también las aguas
y remece el limo al final de su trayecto.

Todo se ha modificado después de estos segundos

alguien ha lanzado una piedra.



MARINA DE INVIERNO

…………………………………Ronronean las olas.
finísimas garras dibujan pañuelos de invierno.

Cae la garúa
y delicada esculpe el rostro litoral.

atrás quedó la Ciudad Vieja
atrás quedó Kungsängen.

Vengo hasta aquí, marina de invierno
con las pupilas ciegas de nieve
con este amor que ha invernado por siglos.

Vengo hasta aquí, marina de invierno
No soy más que un salmón que desova y muere.



ODA AL INVIERNO

Me gusta la transpiración de las nubes
cuando trabajan como hormiguitas,
me gusta ya pronto
ver sus babas deslizarse
por las hojas de los mañíos.

Me gusta todo eso
el aroma de la tierra salpicada,
el aletear de los queltehues
como pollos mojados,
y entonan sus canciones
y trinan el bosque
toda vez que las nubes se retiran
allá donde las nubes van
tras la jornada de trabajo.

Es tan hermoso ver embarrados los senderos.

El invierno es limpieza es pureza
es aseo y ornato
es el paradigma de la vida mía.

El invierno me conoce desde que nací.


Imagen


Tus comentarios son fundamentales.
Mis correos:
vgalea64@yahoo.es
vgalea@galeon.com